Volvamos al campo | Agricultura urbana

Zaid Álvarez | Octubre 1, 2019

Actualmente la agricultura urbana está teniendo un auge y cobrando importancia a nivel nacional como nunca. Hemos visto cómo las personas están utilizando todos y cada uno de los espacios de sus casas, apartamentos, incluso los terrenos “abandonados” en centros de ciudades para cultivar rubros de ciclos cortos.

La necesidad los ha llevado a ese punto, sin embargo, lo mejor sería que, en vez de hacerlo por obligación, lo hagan porque de verdad les guste. Una comunidad organizada todo lo puede y todo lo hace. Aprovechar los espacios existentes, en cualquier lado, para sembrar y cosechar, gracias al esfuerzo de las personas que participaron, es lo mejor. Es decir, se gana por todos lados: primero, se elimina el tiempo de ocio; segundo, hay más interacción entre los vecinos ya que todos están abocados a una tarea en común; tercero, el beneficio económico. Los precios de las hortalizas están excesivamente caros y los comerciantes usureros, todos los días aumentan sin importarle nada.

Entonces, lo mejor sería poner en práctica la agricultura urbana y producir en la selva de concreto.

Hacerlo por gusto y no por necesidad será un elemento sumamente importante que permitirá avanzar en la consolidación de lo que se desea lograr, en este caso, producir.