Volvamos al campo | Semillas soberanas

Zaid Álvarez | Enero 14, 2020

«Estamos en la obligación de producir las semillas que demandamos para sembrar».

He visto con bastante asombro que decenas de productores venezolanos están pasando penumbras porque, de acuerdo a sus quejas permanentes, no tienen las divisas (dólares) para importar las semillas que necesitan para sembrar y cosechar.

El estupor que me da ese tipo de noticias es bastante fuerte ya que se supone que nosotros, como país agrícola que somos, debemos, o por lo menos estamos en la obligación de producir las semillas que demandamos para sembrar, tener nuestras semillas soberanas. Incluso el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología ha venido desarrollando una bonita experiencia en cuanto a proyectos vinculados con la producción.

¿Por qué no seguir su ejemplo? Una de estas experiencias es la “red de semilleristas de la Alianza Científico- Campesina que está activada en todo el país con comuneros y cuadrantes de paz para impulsar la producción de alimentos sanos y soberanos”, tal como lo publicaron a través de su cuenta en la red social Twitter @Mincyt_VE.

Alternativas como estas son las que requerimos en estos tiempos de austeridad económica, para colocar a Venezuela en una posición ventajosa y competir con otros países en materia de organización e innovación. Se debe imponer la cultura de hacer lo nuestro, de crear lo que necesitamos, de contar con productos hechos en casa.

De esa manera es que verdaderamente seremos libres e independientes y dejaríamos de necesitar de las divisas, pues todo se haría aquí, en Venezuela, en nuestro país.